Viernes 17, esto pronto acaba

 Ayer por la noche Laura, la chica alemana nos digo de ir a una fiesta en un bar de la playa que está al otro lado de la ciudad. Aunque un poco cansada, decido ir ya que es la primera vez que vamos de fiesta todos juntos, empezamos a sentirnos entre nosotros como en casa y empieza a aparecer en nuestras mentes el poco tiempo que queda de experiencia.

En lugar no resultó ser lo que esperábamos. Bastante “chic”, para turistas y bastante caro. Como no llevamos mucho dinero y Antje, la coordinadora, nos había citado a todos las 10 de la mañana en el hall del hotel acabamos volviendo a casa a las 4 de la mañana.

A las nueve todos desayunando y con nuestras camisetas amarillas de STOP MALARIA NOW que nos dieron el primer día.

Antje llega con una gran pancarta de tela sobre la lucha por la erradicación de la pobreza ya que hoy es el día que lo celebra Naciones Unidas. Quiere que vayamos todos juntos a hacernos una foto para enviarla a la organización, Action Medeor, pero debemos pensar dónde vamos a tomarla.

Por unanimidad decidimos ir andando a Roots, un bar muy especial que está cerca del hotel, a medio camino de Mtangani, el poblado al que nuestro grupo ha basado todo su trabajo.

Roots ( Raíces) es un bar al aire libre emplazado bajo un gran árbol completamente lleno de raíces que salen de sus ramas y su tronco creciendo hacia el suelo. Aunque parezca difícil de imaginar son como las famosas lianas sobre las que se lanzaba Tarzán. Éstas crece poco a poco hasta que se anclan al suelo lo que las permite crecer a lo ancho y parecer con el tiempo un tronco más del árbol.

El árbol es un espectacular ejemplar rodeado de una barra de bar, mesas y sillas todas de madera. Incluso unas escaleras suben rodeando algunos de los troncos del Árbol pudiendo acceder a una estancia superior, donde también puedes tomar algo. Todas las construcciones guardan cuidadosamente el ambiente natural del que se rodea. Todo está hecho de manera muy artesanal.

 La música reggae predomina en el lugar, las banderas de diferentes nacionalidades y un cuaderno que ofrece a los nuevos visitantes para que dejen constancia de qué les ha parecido el lugar.

Al llegar también está allí uno de los niños que más conocí en el poblado el segundo día que fui a Mtangani a buscar entrevistas. Un precioso niño que ese día nos acompañó en nuestra visita al pueblo y siempre iba agarrado a ni mano, daba igual a dónde fuéramos. Ni asustando, ni demasiado extasiado, ni porque lo están haciendo otros. Solamente porque estaba feliz. Es un niño con una gran energía.

Pero la enorme sorpresa fue que cuando el niño me vio, abrió sus ojos enormemente y empezó a correr a toda velocidad hasta que al llegar a mi lado saltó para que lo cogiera con mis brazos. No lo esperaba, estábamos llegando todos a la vez, todos con nuestras camisetas, muchos blancos, y no esperaba que se acordara de mí de esa manera. Por ello no puedo soltarlo y no paro de dar vueltas con él y hacerle cosquillas tal y como le hago siempre a mi sobrina. El tampoco quiere soltarme. Muy emocionante, sobre todo porque yo suelo ser una persona bastante fría.

Tras hacernos la foto con la pancarta hemos estado un rato por el lugar sin parar de hacernos fotos por el lugar pero sin posar, cogiendo instantáneas robadas de las sensaciones del momento. Supongo que todos tenemos en mente que queda muy poco y realmente nos hemos cogido cariño.

Antes de volver, Dennis Amos y yo, decidimos pasar por Mtangani, que está cerca, para agradecer a Sheldon toda la ayuda prestada. Agradecimiento tanto verbal como económico. Todos lo tenemos claro desde hace días. Se lo merece por las horas que le hemos robado de su tiempo.

De vuelta al hotel los grupos hemos estado visionando todo el material grabado para decidir qué partes nos interesan de cada entrevista. Resulta un poco frustrante para mí porque son en Suahili y Dennis y Amos tienen que traducirme. Para mí resulta muy fácil hacer este trabajo, lo he estado haciendo todo el verano, grabar una rueda de prensa y elegir qué parte condensa una idea buena; pero aquí no puedo ayudar.  Aún así, ante mi preocupación inicial acabo viendo que ambos saben qué es lo importante a destacar de cada historia. A veces se me olvida que Dennis también ha estudiado periodismo. No ha ejercido el puro periodismo pero sí la narrativa audiovisual, por lo cual tiene facilidad para saber elegir los elementos para crear una historia lineal.

Es importante que no nos repitamos en las historias. Debemos diferenciar las historias aunque todas pretendan remarcar el aspecto económico. De la primera historia nos centraremos en el deterioro físico de parecer malaria, ya que es la mujer entrevistada que tiene menos capacidad de desarrollar una vida normal.

De las dos historias siguientes incidiremos en la poco cantidad de dinero que ganan al día y la grave dificultad que supone para ellos sustentar a la familia.

La última entrevistase centrará en los sacrificios que supone para una madre cuando su hijo está enfermo, gracias a la última e inesperada historia que conseguimos ayer. Aunque tenemos muchas cosas claras, dejamos cosas en el aire que habrá que habrá que finiquitar al día siguiente, el último ya.

 

MÁS FOTOS DE LA MAÑANA EN ROOTS

Anuncios