Miércoles 15, segundo día de rodaje

A las 6 de la mañana suena el despertador, en media hora partimos a Mtangani. Un par de veces me he despertado durante la noche, una de ellas, como casi siempre, con cánticos musulmanes que provienen de la llamada a la oración de la mezquita de Malindi.

Durante esos lapsus nocturnos la preocupación porque mañana sea un día demasiado agotador y largo ayudan a desvelarme. Aún no sabemos muy bien que pasará ya que Dennis, el técnico, debe volver a las 8 al hotel porque debe rodar otro trabajo que tienen con Antje.

A las 7 llegamos a la casa de Cadzo. Todos ya están vestidos pero también con cara de recién levantados. Es interesante conocer el lugar a diferentes hora del día. Intento imaginar como será este sitio de noche. Un gran cielo estrellado son las únicas luces que dan luz. Los serpenteantes caminos entre las casas y la dificultad de poder tantear el terreno para no caer, hacen ir con muchos cuidado. Pero volvamos a la realidad.

Decidimos grabar el camino que Cadzo hace para ir a poner su puesto en la calle. Después preparándolo en el lugar y vendiendo alguno de los diminutos pescados fritos. Le pedimos que pare a cada rato para poder prepararlo todo para la siguiente toma pero, todo va bastante rápido.En una media hora lo tenemos todo. La comunicación y el entendimiento se hacen notar y todo es mucho mas fluido que el día anterior.Como es pronto, decidimos volver al hotel con Dennis para desayunar y volver a salir después sin él.

De repente, aparece otro chico al que entrevistamos el segundo día de búsqueda de localizaciones pero, no teníamos muy claro si meterlo en la historia porque ya teníamos suficientes. Nos parece bien grabarlo ya que su casa está al lado, pero Dennis parece un poco preocupado porque le de tiempo a llegar al hotel a tiempo, pero solo dice, tenéis media hora.

Esta vez manejo yo la cámara. Ya tenia ganas de grabar algo mas que recursos. A penas tardamos 20 minutos, estamos aprendiendo rápido a economizar el tiempo.

Finalmente volvemos al hotel a desayunar. Allí, Thorsten nos informa de que necesitan nuestro trípode y micrófono para el rodaje al que va a ir Dennis. Vamos muy bien de tiempo, 3 entrevistas en dos días teniendo 5 para rodar. Así que decidimos relajarnos hasta que vuelva Dennis.

Tras retomar el sueño hasta las 12 y media de la mañana, decido aprovechar el día. Ir a la playa a pasear con la cámara es lo que más me apetece. Me siento tan viva estando yo sola en un lugar lejano. Creo que a partir de aquí sobran las palabras

Cuando Dennis vuelve, a las 3 de la tarde, está exhausto. No han debido tener mucha suerte durante la mañana. Nosotros estamos demasiado relajados. El haber disfrutado de una mañana libre sin hacer nada nos hemos vuelto un poco vagos. Decidimos captar las imágenes de por la mañana y retomar mañana el trabajo. Vamos muy bien de tiempo  podemos disfrutar un poco de Kenia y de los integrantes del equipo… ya empezamos a sentirnos muy cómodos unos con los otros.

Anuncios