Martes 14, primer dia de rodaje

El primer día de rodaje resulta un poco caótico. Vamos a una de las casas en Mtangani a hacer la entrevista. Perdemos mucho tiempo preparando, decidiendo donde ubicar la cámara, etc.Vuelvo a recordar la época en que estudiaba Realización de Audiovisuales. En los rodajes la mayoría del tiempo se va esperando a que los diferentes elementos, video, sonido, luz, estén listos.

La primera entrevista dura 36 minutos, demasiado, teniendo en cuenta que apenas tendremos un minuto de espacio para condensar cada entrevista. Amos, que es el entrevistador, no ha captado el concepto de que ahora debemos sólo preguntar por aquello que nos interesa de cada historia. Yo, estoy sujetando en alto el micro y acabo con los brazos destrozados.  Además comentemos errores de principiantes y se nos olvida, al empezar a rodar, decirles que deben estar callados y que no pueden pasar por en medio. Hay momentos en que los niños hacen bastante ruido e incluso las mujeres, que no están en plano, se ponen a responder la pregunta. Una locura fílmicamente hablando.

La segunda entrevista es en el mismo lugar, a una madre de familia, Cadzo. Aunque también cuesta decidir donde emplazar la cámara, la entrevista dura menos tiempo. Tras coger las imágenes de recurso necesarias, decidimos acabar por hoy. Cuando nos estamos despidiendo Cadzo nos dice que mañana irá a vender pescado a una calle cercana del pueblo, por si queremos ir a grabarlo. Eso sí, a las 7 de la mañana. Sera duro levantarse a las 6. Tendré que ponerme antimosquitos porque entonces aún hay. Zurine tuvo que salir sobre esa hora días anteriores y volvió con muchos picotazos en los pies.

Hoy era el primer día de Dennis,el técnico alemán asignado a nuestro grupo. Me impresiona su tranquilidad y su capacidad para hacer que nos demos cuenta de nuestros errores sin parecer que está dirigiendo nada. Quiere que ante todo sea nuestro pero, sin hacer mucho ruido, realmente lo está controlando todo. Cuando volvemos, Zuriñe, mi compañera española, me comenta lo mismo de Thorsten, el técnico que acompaño a su grupo.

Su profesionalidad y convicción de que este proyecto es nuestro, lo demuestran a cada instante con sus buenas formas. No te dicen, esto hay que hacerlo así. Primero te preguntan que quieres hacer y después si ellos creen que no es suficientemente correcto, muy sutilmente, te sugieren esos cambios.

Anuncios